La Guardia Civil investiga a cuatro personas por un delito contra la flora y fauna, a los que sorprenden con varios nidos de fringílidas

Los agentes han localizado, en dos actuaciones diferentes, un total de cuatro nidos, 11 jilgueros, así como tres huevos aún sin eclosionar 

La Guardia Civil investiga a cuatro personas por un delito contra la flora y fauna, a los que sorprenden con varios nidos de fringílidas

Dentro de las actuaciones que lleva a cabo la Guardia Civil en materia de protección del medio ambiente, y en dos acciones diferente, los agentes han investigado a cuatro personas como presuntos autores de un delito contra la flora y la fauna. 

Estas actuaciones la realiza la Guardia Civil con la finalidad de verificar el cumplimiento de las normas referentes a la protección de la fauna silvestre, más concretamente al control de la actividad cinegética de la captura de aves fringílidas.

La primera de las actuaciones tiene lugar cuando los agentes realizan un dispositivo de vigilancia en este sentido en el paraje Oro Verde, cerca de la carretera N-340ª, donde observan circular por uno de los accesos un vehículo ocupado por dos personas, los cuales presentan restos de vegetación y hojas de olivo entre sus ropas así como evidentes signos de nerviosismo, por lo que llevan a cabo el registro del turismo al sospechar que transportara ocultas alguna captura de fringílidas.

Las sospechas se confirman en un primer vistazo al interior, donde observan en la puerta delantera derecha, tres nidos de fringílidas, uno con dos crías, otro con tres y un huevo aún sin eclosionar y el tercer nido con cuatro crías de jilguero más dos huevos sin eclosionar. 

La Guardia Civil constata que los identificados carecen de autorización alguna para la captura de este tipo de aves, así como que los mismos los habían capturado en un olivar cercano para terminar de criarlos en nidos. 

Después de verificar los agentes estos datos, intervienen con sumo cuidado los tres nidos con las nueve crías y los tres huevos sin eclosionar, para trasladarlos hasta uno de los centros veterinarios de la localidad de Tabernas, para su cuidado y cría. 

A mediados del presente mes, y tras confirmar el veterinario que las crías intervenidas se trata de fringílidas, los agentes investigan a las dos personas que los trasladaban como presuntos autores de un delito contra la flora y la fauna. 

Una segunda actuación similar tiene lugar en el paraje Las Escribanas, término municipal de Tabernas, cuando los agentes dentro de sus cometidos de control cinegético observan a dos personas correr entre los olivos en dirección contraria a los agentes, viendo como una de estas personas suelta en el suelo un pequeño nido que llevaba en  una mano. 

Tras conseguir darles alcance e identificarlos, los agentes se trasladan con ellos hasta el lugar cercano donde habían dejado el nido, verificando que en su interior había dos crías de jilguero, de las cuales los identificados carecen de autorización alguna para la captura de este tipo de aves, que habían capturado en un olivar cercano para terminar de criarlos en nidos.

Estos dos ejemplares también son intervenidos por los agentes, para trasladarlos hasta uno de los centros veterinarios de la localidad de Tabernas, para su cuidado y cría. 

De la misma forma, tras la confirmación del veterinario que las crías intervenidas se trata de fringílidas, los agentes investigan a las dos personas que los trasladaban como presuntos autores de un delito contra la flora y la fauna. 

Las ocho infracciones, detectadas por los agentes de la Guardia Civil de Almería, a la Ley 8/2003, de 28 de octubre, de la flora y la fauna silvestres, han sido puestas en conocimiento de la Delegación Provincial de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente de la Junta de Andalucía en Almería.

Comentarios
La Guardia Civil investiga a cuatro personas por un delito contra la flora y fauna, a los que sorprenden con varios nidos de fringílidas