La residencia de mayores Mirasierra Aguadulce comienza su andadura con 116 plazas y una inversión de casi cinco millones de euros

El alcalde de Roquetas de Mar, Gabriel Amat, ha inaugurado este centro de tres plantas que generará más de 100 puestos de trabajo

La residencia de mayores Mirasierra Aguadulce comienza su andadura con 116 plazas y una inversión de casi cinco millones de euros

El alcalde de Roquetas de Mar, Gabriel Amat, ha inaugurado la Residencia Mirasierra Aguadulce. Acompañado por la delegada territorial de Fomento, Infraestructuras, Ordenación del Territorio, Cultura y Patrimonio Histórico de la Junta de Andalucía, Eloísa Cabrera, la concejal de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Roquetas de Mar, Loles Moreno, así como los miembros de la corporación municipal y otras autoridades, ha visitado las instalaciones del centro geriátrico. “Hoy es un día de satisfacción, de alegría y de responsabilidad. Tenemos una ciudad con muchas personas mayores que quieren tener un sitio donde poder descansar los últimos años de su vida. Y los políticos tenemos la obligación de buscar la forma para que así sea”, explicaba Gabriel Amat.

El alcalde ha felicitado a todas las personas que han hecho posible el proyecto. “Se trata de una magnífica residencia en un lugar importante como es Roquetas y, concretamente, Aguadulce. Tiene la categoría que Roquetas se merece, es de calidad. También quiero felicitar a todas aquellas personas que han tenido la oportunidad de comenzar a trabajar. Generar empleo es importante y creo que, conforme vayáis funcionando, se crearán nuevos puestos de trabajo”.

Por su parte, María Rosa López, directora de la Residencia Mirasierra Aguadulce, ha mostrado públicamente su agradecimiento al Ayuntamiento de Roquetas de Mar por “su atención, profesionalidad y eficacia”. Además, ha afirmado que “contamos con un equipo multidisciplinar sociosanitario muy humano, con una cualificación académica excelente y con un único objetivo común: el bienestar de nuestros mayores”.

Un centro con 116 plazas

Destinadas tanto a personas válidas como a dependientes, la Residencia Mirasierra Aguadulce cuenta con 116 plazas. El centro está situado entre las calles Escocia, Camino de Torres y Dublín, a 200 metros del mar y junto al campamento Juan de Austria. El Ayuntamiento ha concedido el solar por 50 años con una inversión de 4,8 millones de euros.

El centro generará 60 puestos de trabajo directos y 50 indirectos. Actualmente consta de 30 profesionales que forman un equipo multidisciplinar: psicólogo, trabajadores sociales, fisioterapeuta, terapeuta ocupacional, D.U.E, recepcionistas, administrativo, limpiadoras, personal de enfermería, lavandería y cocineros. Se trata de un edificio construido en forma de “U” en torno a un patio central al aire libre equipado con bancos, jardines y zonas de ocio. Está dividido en tres plantas. En la primera y la segunda se encuentran las habitaciones, tanto individuales como dobles, y que disponen de todas las comodidades. En la planta baja se encuentran todos los servicios: cocina, comedores, baños geriátricos, enfermería, peluquería, fisioterapia, salas de terapia ocupacional, salas de estar para residentes y familiares…

La adjudicataria de la construcción y la gestión, Residencia Geriátrica Mirasierra S.L., es una empresa familiar con 20 años de experiencia en el sector.

Llamada_whatsapp

Comentarios
La residencia de mayores Mirasierra Aguadulce comienza su andadura con 116 plazas y una inversión de casi cinco millones de euros