El XXII Ciclo de Conciertos del Castillo de Guardias Viejas cierra el telón hasta el próximo año registrando 3.000 espectadores que han disfrutado de 12 espectáculos

Los conciertos ofrecidos este verano han incluido estilos como el soul, jazz flamenco o ritmos celtas

El XXII Ciclo de Conciertos del Castillo de Guardias Viejas cierra el telón hasta el próximo año registrando 3.000 espectadores que han disfrutado de 12 espectáculos

La XXII edición del Ciclo de Conciertos del Castillo de Guardias Viejas ha cerrado este año la temporada con una gran afluencia de público, de manera que ha registrado 3.000 asistentes en los 12 espectáculos que se han celebrado a lo largo de todo el periodo estival. Sin duda, una cifra muy positiva que da buena cuenta de la enorme acogida que, año tras año, registra esta actividad municipal.

El Ciclo, celebrado en un escenario de lujo como ha sido esta fortaleza ejidense, ha destacado por su gran calidad y por la variedad de estilos de los que han podido disfrutar los asistentes. Esta actividad completa el calendario que cada verano pone en marcha el Ayuntamiento con la finalidad de ofrecer alternativas culturales tanto a residentes como a veraneantes.

De esta forma, durante los meses de julio y agosto, se ha podido escuchar música celta a cargo de Rodríguez Celtic Band, canciones del mundo de la mano del Coro Infantil Pedro Mena o las mejores versiones del pop-rock de los 80 con La Duda Rock y de la década de los 60 con La chica Yeyé.

Otra de las propuestas que no ha dejado indiferente a nadie ha sido la actuación de Javier Ruibal que sorprendió con una interesante fusión de flamenco, o Sense of values quartet con una mezcla de jazz con canción popular andaluza. José Guapachá hizo las delicias de los seguidores de los boleros con su repaso a medio siglo de este estilo, al igual que Edu García con ‘Ámame’ y lo mejor del flamenco. El baile también tuvo su espacio con Azahara Herrera, así como la música tradicional latinoameriacana con Salteños y Carmen Muyor. Por su parte, Marta Santamaría aterrizó en el Castillo con ‘Dunas’ con el que ofreció un extraordinario directo en el que fusionó distintos estilos como Bossa Nova o Samba, además de otros estilos brasileños. La artista se marcó como objetivo compartir y divulgar la diversidad rítmica y melódica de Brasil.

Cabe recordar que el Ciclo de Conciertos del Castillo de Guardias Viejas, organizado por la concejalía de Cultura del Consistorio ejidense, ha vuelto a convertirse en una de las citas obligadas para los amantes de la música durante las noches de los jueves y los viernes que sigue ganando seguidores. Por tanto, junto con el cine y el teatro, las propuestas culturales del verano han inundado los núcleos de población y los diferentes rincones y calles del municipio con espectáculos para todas las edades y todos los gustos.

Comentarios
El XXII Ciclo de Conciertos del Castillo de Guardias Viejas cierra el telón hasta el próximo año registrando 3.000 espectadores que han disfrutado de 12 espectáculos